ES / EN
.

logo

Soporte

Soporte

Fallas del Servicio Eléctrico

  Apagón (Blackout)
  Baja de Voltaje (Brown-out)
  Distorción Armónica
  Interferencias EMI / RFI
  Ruido Eléctrico
  Sobre-voltajes (Surges)
  Picos Eléctricos (Spikes)
  Equipos de Protección

Hoy en día, los equipos que se conectan a la red eléctrica están sometidos a una variedad de fallas relativas al servicio eléctrico, todas ellas guardan en común que ponen en riesgo al “hardware” y a los datos de los equipos de oficina e informática. Por ejemplo, podemos decir que estudios muestran que en una instalación de computación típica en los Estados Unidos, los equipos pueden enfrentar más de 400 ocurrencias de fallas en un año. Es por esto que en esta época en la que la operación de cualquier oficina o comercio depende de manera tan decisiva de los equipos electrónicos y de informática en particular, debemos estar bien informados de los riesgos a los que se exponen nuestros equipos al alimentarse eléctricamente.

A continuación se detallan las principales anomalías del servicio eléctrico:

"Apagón": Pérdida completa de potencia con duración que va desde un ciclo (16.66 milisegundos) hasta algunos minutos o inclusive horas. Las causas de los apagones suelen ser eventos naturales (Tormentas, Rayos, etc.), accidentes (árboles caídos, vandalismo, etc.) o fallas en los equipos de generación o distribución eléctrica.

Baja de Voltaje: Conocido en inglés como “Brown Out”, se trata de una disminución prolongada del voltaje de línea, usualmente provocada por una demanda excesiva de energía por lo que la línea se sobrecarga y el voltaje baja.

Distorsión Armónica: Deformación que sufre la forma de onda de la línea eléctrica como superposición de señales eléctricas de poca amplitud y frecuencias múltiplo de la señal de la línea. Generalmente estas señales son producto de cargas eléctricas no lineales, tales como luces fluorescentes, máquinas de fax, etc.

EMI / RFI: Interferencia electromagnética y de Radio Frecuencia. Se trata de señales de alta frecuencia que se superponen a la alimentación eléctrica.

Ruido: Con este nombre se conoce al grupo de señales de baja frecuencia y poca amplitud que se superponen a la señal de la línea eléctrica. Pueden ocasionar corrupción en la transmisión de datos en redes y terminales.

“Sag”: Disminución momentánea del voltaje de la línea producto de la conexión repentina de grandes cargas a la línea eléctrica. Al igual que los “Brown Out” pueden causar pérdida de datos o daños en el hardware de los ordenadores.

Sobre Voltajes: Conocidos en inglés como “Surges”, se trata de una condición de aumento prolongado del voltaje de línea y por supuesto se trata de una situación perjudicial para el “hardware” de los equipos de informática. Usualmente se deben a la desconexión de grandes cargas eléctricas de la línea eléctrica.

Picos Eléctricos: Con este nombre se conocen los incrementos muy pronunciados (varios miles de voltios) durante muy cortos períodos de tiempo (milésimas de millonésima de segundo). De todas las perturbaciones eléctricas, éstas pueden ser las de efectos más devastadores pudiendo generar verdaderos hoyos en los componentes electrónicos o daños en las pistas conductoras de los circuitos impresos. Usualmente se deben a tormentas eléctricas y rayos cayendo cerca o sobre las líneas de transmisión de potencia, así como diversos problemas con los cables de transmisión. Los picos no solo se propagan a través de las líneas eléctricas sino a veces también a través de las líneas telefónicas razón por la cual producen daños en las tarjetas “fax-modem” o en el resto del “hardware” de los equipos de computación mediante la conexión telefónica a internet. En ocasiones, el daño ocasionado por los picos no se concreta inmediatamente sino que queda latente por algún tiempo hasta que finalmente aparece, por lo que es imposible relacionar la falla del equipo, con la verdadera causa. Los componentes más sensibles a este tipo de fenómeno son los de tipo C-MOS, entre los cuales se encuentran los procesadores y las memorias de los equipos de computación. En inglés se les conoce como “Spikes”.

Equipos de Protección: Existen diferentes tipos de dispositivos para eliminar los distintos tipos de perturbaciones. Los Filtros de línea eliminan el Ruido, Distorsión Armónica y las EMI/RFI. Los Supresores de Picos eliminan los peligrosos Picos de la línea eléctrica. Los Reguladores de Voltaje mantienen las fluctuaciones de la línea eléctrica, dentro de parámetros seguros para los equipos de computación, combatiendo de manera bastante efectiva las subidas y bajas de voltaje de línea y usualmente incluyen filtro de línea y supresión de picos, sin embargo, ante apagones o variaciones extremas del voltaje de línea, proceden a apagar el equipo protegido, lo cual puede ser un problema dependiendo de que tan crítica sea la aplicación del mismo ya que se producirán perdidas de información aunque el “hardware” del ordenador se mantenga protegido.>
 
Los UPS incluyen protección contra picos, ruido, fluctuaciones de voltaje y apagones, por lo cual se convierten en el recurso más completo de protección eléctrica, para la mayoría de las aplicaciones en informática y telecomunicaciones. Inclusive en las aplicaciones que necesitan el respaldo de generadores eléctricos, emplean UPS para mantener el sistema encendido mientras la salida del generador se estabiliza para poder alimentar los equipos respaldados. De manera tal que los UPS constituyen el medio más versátil y completo de protección eléctrica para los equipos de computación y oficina en nuestros días.